Un segundo idioma para tomar decisiones acertadas.

Un segundo idioma para tomar decisiones acertadas.

Esta entrada la vamos a basar en diversos estudios como los que se presentan en “Using a Foreign Language Changes Our Choices””How foreign language shapes moral judgmenty “Using a Foreign Language Changes Our Choices”.

Estos estudios han observado las respuestas que tiene la gente frente a planteamientos situacionales que tienen una gran carga emocional y moral, como por ejemplo, ¿tirarías a una persona a la vía del tren para que con su muerte salve la vida de otras personas?

Se ha descubierto que existen diferencias cuando este tipo de preguntas se plantean en el idioma materno a cuando se plantean en el segundo idioma.

A la pregunta antes mencionada, a las personas que se les hizo en su segundo idioma, la respuesta de apoyar la idea de tirar a una persona por el bien de las otras es el doble si lo comparamos con las personas a las que se las hace esta misma  pregunta en su lengua materna.

Esto, como siempre, tiene una explicación científica. Y aunque es cierto que los científicos no han encontrado una respuesta empírica de esta doble personalidad, si lo han hecho de una manera teórica. Se demuestra, con el resultado antes mencionado, que los sentimientos y las respuestas emocionales e intuitivas están más ligados a la lengua materna. Por el contrario, en la segunda lengua, se tiende a leer y a pensar más despacio y el apartado emocional queda a un lado, entrando en juego el reflexivo y el juicioso.

De ahí que muchas empresas están empezando a implantar que las reuniones y negociaciones se hagan en el segundo idioma, generalmente en inglés, ya que obtienen mejores resultados que cuando se realizan en la lengua materna, ya que en el segundo idioma se apartan emociones y se centran en los beneficios que pueden llegar a conseguir ambas partes.

 

Alberto López

Sin comentarios

Deja un Comentario

¡Solicita ahora tu presupuesto sin ningún compromiso!